Ahora parece que esta de moda el uso de algunas palabras como : sostenibilidad, permacultura ,bioclimatismo, bioconstrucción, domótica, y algunas mas.

El significado de ellas se hace bastante obscuro  según quien las utiliza o para que las utiliza, pero lo cierto es que todas, mas o menos, apuntan o deberían apuntar hacia unas formas de hacer y producir que sean respetuosas con nuestra salud y con nuestro entorno.

En ese sentido, la elección de los materiales con los que vamos a construir es importante y aunque casi no existen materiales que sean "perfectos", si que hay unos mas adecuados que otros si les aplicamos criterios de bioclimatismo y de bioconstrucción.

Por ello es delicada la elección. Saber o poder  conjugar   los factores de costo, tiempos, calidad y resistencia con un criterio de bioconstrucción es difícil, pero en ocasiones los proveedores nos lo facilitan un poco. y naturalmente de estas situaciones debemos aprovecharnos.

Es el caso de los bloques de termoarcilla, que imaginamos que casi todo el mundo conoce, y que actualmente se ha convertido en un competidor muy aventajado sobre el bloque de hormigón.

Es un bloque cerámico de baja densidad, que partiendo de una mezcla de arcilla, esferas de poliestireno expandido (el vulgar corcho blanco) y otros materiales granulares, que se gasifican durante el proceso de cocción a más de 900 ºC sin dejar residuos, se origina una fina porosidad homogéneamente repartida en la masa cerámica del bloque. Esta constitución especial del material cerámico, junto con una geometría de la pieza específicamente estudiada, confieren a este nuevo producto características singulares, con unas posibilidades de utilización desconocidas hasta ahora en otros  materiales como el bloque de hormigón, consiguiendo que muros de una hoja tengan prestaciones equivalentes o superiores en algunos aspectos, a los muros compuestos de varias capas, ya que reúnen en un solo material todo el conjunto de características exigibles en una construcción moderna.

Aunque existen en el mercado otros materiales que ofrecen un buen aislamiento térmico y acústico, aceptable resistencia mecánica, etc., ninguno de ellos es capaz de reunir todas las características al elevado nivel que lo hace el bloque de termoarcilla, con la ventaja adicional de ser un material cerámico que hace posible la construcción de una vivienda sana sin problemas de toxicidad, radiaciones, ni alergias.

Por lo que nosotros sabemos es un material que puesto en obra correctamente cumple con los factores de costos, tiempos, calidad y resistencia mecánica además del criterio de bioconstrucción que antes comentábamos.

Es por esta razón por la que el Grupo Vitruvio ofrece a los profesionales de la albañilería y a todos nuestros colegas en el programa  ETCOTE unos modestos consejos y normas a tener en cuenta a la hora de utilizar o enseñar a utilizar los bloques de termoarcilla.

 

armado de muros
refuerzo de pilares embebidos
refuerzo mediante zuncho
impermeabilización de soleras
impermeabilización de muros de sótano
impermeabilización vertical
impermeabilización de petos
impermeabilización de aleros
revestimientos exteriores
cómo proteger los bloques de termoarcilla